Conoce Granada

“…Granada es una ciudad de ocio, una ciudad para el ensueño y la fantasía…”

Federico Garcı́a Lorca


Granada es una de las ciudades más bellas de Europa. Su privilegiada situación, rodeada de colinas, rı́os y fértiles tierras que aseguraban protección y alimento, ha hecho que su territorio fuera escogido por diferentes pueblos para establecerse a lo largo de los siglos. Cada una de las culturas que ha hecho suya esta tierra ha dejado profundas huellas que se entremezclan dando lugar a la ciudad que hoy conocemos.

La Granada actual es una ciudad pequeña, de no más de 240.000 habitantes, pero atesora un enorme valor histórico, paisajı́stico y patrimonial, lo que la convierte en uno de los destinos preferidos por turistas de todo el mundo.

Cuando el visitante decide viajar a Granada, el primer lugar en el que piensa es la Alhambra. Por supuesto la visita a este monumento es imprescindible pero Granada es mucho más. Y ası́ nace Caminando Granada, con la vocación de mostrar una visión completa y profunda de la ciudad, con visitas exclusivas apartadas de las rutas convencionales que hacen que el visitante viva una experiencia amena y enriquecedora.

Podemos decir que Granada cuenta con 5 zonas históricas, cada una con sus particularidades y puntos de interés:

1. Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife



La joya de la corona, visitado diariamente por miles de turistas. Se trata de una ciudad palatina y fortificada que comenzó a construirse en el siglo XIII por la dinastı́a Nazarı́. Es decir, la Alhambra no es solo un palacio, sino que está formada por varios espacios: Palacio y Jardines del Generalife, el Secano o Medina, el Palacio de Carlos V, la Alcazaba, los Palacios Nazarı́es, el Partal y el Paseo de las Torres. Por este motivo es importante planificar la visita aunque nuestra recomendación es que te pongas en manos de un buen guı́a para que no te pierdas nada, saques todo el jugo a la visita y solo te preocupes de disfrutar. Caminando Granada cuenta con guı́as oficiales especializados en el monumento que harán de tu visita a la Alhambra una auténtica experiencia . Y no olvides adquirir las entradas con la mayor antelación posible ya que se agotan con rapidez.

2. El Albaicı́n


En una colina separada de la Alhambra por el rı́o Darro se encuentra el barrio del Albaicı́n, origen de Granada y reducto de moriscos tras la conquista cristiana. Es una delicia pasear por sus calles estrechas y laberı́nticas heredadas de la Granada musulmana, descubriendo a cada paso rincones encantadores y espectaculares miradores, contemplando como se mezcla la blancura de las paredes con el colorido de la vegetación que se asoma desde el interior de los cármenes. Y todo esto con un telón de fondo casi permanente, la Alhambra.

Es imprescindible visitar el Mirador de San Nicolás, el más conocido y por tanto el más concurrido, pero en el Albaicı́n hay otros muchos miradores que podrás contemplar con más calma como el de Carvajales, la Cruz de la Rauda o San Miguel Alto.

Pero lo mejor es no quedarse solo en el exterior y adentrarse en el abundante patrimonio de este barrio: aljibes, casas moriscas, cármenes, casas señoriales, monasterios e iglesias… Recomendamos especialmente el Palacio de Dar al Horra, palacio nazarı́ residencia de la reina Aixa, el Bañuelo, hammam del siglo XI, y el Convento de Santa Isabel la Real, joya del arte mudéjar. Seguro que te sorprenderás.

4. Centro Histórico


Descendiendo por las colinas de la Alhambra, el Albaicı́n y el Sacromonte, llegamos a la parte llana de la ciudad que hoy conocemos como centro histórico. En época musulmana formaba parte de la Medina de Granada al igual que el Albaicı́n, de hecho era su prolongación, pero recibió las transformaciones cristianas de forma más intensa y a mediados del siglo XIX, las reformas urbanı́sticas que se llevaron a cabo, provocaron su separación definitiva del Albaicı́n.

Ası́ vemos como aquı́ perduran huellas de la ciudad islámica como el Corral del Carbón o el Oratorio de la Madraza, en convivencia con los grandes edificios renacentistas como la Catedral, la Real Chancillerı́a o el Hospital Real.

Caminar por el entorno de la Catedral, por lugares como la calle Oficios, la Alcaicerı́a o la Plaza Bib Rambla, evidencia que Granada es una ciudad de contrastes. Sobrecoge especialmente el interior de la Capilla Real, lugar de enterramiento de los Reyes Católicos.

5. El Realejo


El espacio que hoy ocupa el actual barrio del Realejo perteneció a la antigua juderı́a granadina hasta que fue destruida a finales del siglo XV, ası́ que tristemente no nos ha quedado nada de ella. Pero si todavı́a te queda tiempo en Granada, es una zona muy agradable que invita a disfrutar de su ambiente y sus terrazas, el Campo del Prı́ncipe es el lugar ideal para hacerlo.

Pero el Realejo cuenta también con algunos lugares muy interesantes desde el punto de vista cultural como el Cuarto Real de Santo Domingo o la Casa de los Tiros, museo de la ciudad, y rincones de encanto especial como la Cuesta del Realejo o la Placeta de la Puerta del Sol.

Si quieres aprovechar al máximo tu tiempo y que no se te escape nada, lo mejor es ponerte en manos expertas. Caminando Granada ofrece una de las visitas más recomendables de la ciudad, Granada al Completo. En ella te mostrarán los principales barrios históricos en un único itinerario, ideal para ver, comprender y sentir Granada.